La Estrategia de Manejo Socio Ambiental de la Subcuenca del Río Pance, es ahora la cartilla de navegación. El propósito de ésta es orientar todas las acciones sociales, institucionales y socio-institucionales que incidan en la planificación territorial de la subcuenca. Para el cumplimiento de lo anterior, la estrategia se han diseñado desde un enfoque histórico, ecosistémico y territorial, bajo cinco principios: sostenibilidad, autonomía, participación, unidad en la diversidad y educación integral. La construcción colectiva de esta hoja de ruta, busca garantizar que la multiplicidad de acciones sean coordinadas y coherentes con un mismo propósito, independientemente de sus alcances.img_9075

 

PRINCIPIOS

 

sin-titulo

  • Sostenibilidad

Es la acción de la comunidad en nuestro territorio reconociendo los límites y potenciales de la naturaleza. Se promueve la integralidad naturaleza-cultura en las relaciones y prácticas socioculturales, económicas y políticas. También se busca mantener los objetivos comunes fundamentados en valores, creencias, sentimientos y saberes, propiciando el “buen vivir” de sus habitantes del hoy y el mañana.

  • Autonomía

Para fines de este proceso, entendemos la autonomía como la capacidad de tomar decisiones sobre el territorio que hemos construido y que sentimos como nuestro, sin que ello derive en exclusión ni en aislamiento. También consideramos que la autonomía pasa por el hecho que las decisiones que se tomen sobre el territorio desde otras instancias sean el producto de procesos de concertación amplia e inclusiva, que garanticen el respeto de las personas y del patrimonio natural y cultural que allí se despliega.

  • Participación

El poder de los ciudadanos de intervenir en todos los asuntos de la vida nacional. Entendemos por participación la capacidad individual y colectiva para incidir en el proceso de toma de decisiones, garantizando el ejercicio de la democracia participativa consagrada en la constitución nacional. La participación además requiere de construir un tejido social comprometido, responsable, respetuoso, organizado y con mecanismos de comunicación inclusivos.

  • Unidad en la diversidad

Tenemos el convencimiento de que es necesario que el tejido social que se enlaza en el territorio de la subcuenca del río Pance sea cada vez más unido y fuerte. Entendemos que la unidad no es uniformidad, sino que es el resultado de un proceso de puesta en común de nuestros puntos de encuentro y nuestras diferencias, para que a través del reconocimiento y el respeto mutuo avancemos en la construcción del “buen vivir” colectivo.

  • Educación Integral

Es el fortalecimiento del conocimiento, sensibilidad, afectividad, raciocinio y trabajo, que permite cultivar la identidad y la pertenencia por el territorio con respeto, ética y espiritualidad. A través de procesos de aprendizaje formal y no formal durante todas las etapas de la vida de los habitantes, visitantes y la población vinculada al territorio. Es una educación que nos permite conocer y reconocer nuestro territorio, identificando sus problemas y buscando las soluciones. Todo lo anterior genera las condiciones para que los principios de sostenibilidad, autonomía, participación y de unidad en la diversidad, se expresen en acciones concretas.

img_20160615_142950

ENFOQUE

Enfoque Histórico, Territorial y Ecosistémico:

Soñar el territorio de Pance al 2050 implica pensarnos un territorio compartido por más de dos generaciones de habitantes y visitantes, cuyo eje transversal es y será la cuenca del rio Pance en la que vivimos. Entendemos nuestro territorio como un conjunto de relaciones socioculturales, económicas y políticas que se construyen alrededor de la cuenca del río Pance entre nosotros, y nosotros y la naturaleza. Estas relaciones las reconocemos como históricas y por lo tanto dinámicas, considerando los diferentes actores políticos y económicos que inciden en éste. Soñamos con construir un territorio que se fundamente en principios de sostenibilidad, autonomía, participación, educación integral y de unidad en la diversidad. Tenemos en cuenta la multiplicidad de interacciones que existen entre los componentes biodiversos del territorio, concebidas como procesos dinámicos, complejos, abiertos, espacio-temporales, adaptativos e interactivos.